viernes, 2 de septiembre de 2011

Hilo rojo del destino, capítulo 8

Hola! Aquí está mi continuación de la historia Hilo rojo del destino, de El Club De Las Escritoras.
Para leer la historia completa, aquí.
Es un poco largo, pero quería llegar hasta donde he llegado. Me da que me ha salido un poco irreal xD O al menos, al leerlo a mí me deja fría...


Fragmento de Nadia:

La puerta se abrió entonces, entrando por ella la enfermera, pero mi mente ya no estaba en la habitación, ni en antiséptico que la mujer aplicaba en mi brazo; todos mis pensamientos se llenaban de dudas. El profesor Vincent no hablaría de una chica que no existiese, ¿o sí?. Negué con mi cabeza, él profesor no estaba mintiendo, entonces... ¿quién era Carla?

Capítulo 8

-Te quiero-susurró Roberto en mi mente-Te quiero, Caroline.


Su voz era tan cálida, tan dulce…tan lejana. El sabor salado de las lágrimas llegó a mis labios, estaba llorando. Las palabras del profesor Vincent aún resonaban en mi cabeza una y otra vez, como una cancioncilla que no me podía quitar.

“Carla es mi hermana pequeña. Tiene vuestra edad, 17 años. En el pasado, estuvo saliendo con Roberto. Por aquel entonces el chico ya tenía muy mala fama y a ninguno de la familia nos gustaba. Pero le concedimos una oportunidad por los ruegos de mi hermana, ella prometió que le cambiaría. Cuánto nos equivocamos. Al principio parecía que funcionaba, y durante un tiempo todo fue bien. Hasta que…hasta que Carla se quedó embarazada. Y Roberto la dejó, a su suerte. No fue a verla ni una sola vez más. De esto ya hace un año que ocurrió, pero desde entonces ella no ha vuelto a ser la misma. No quiso abortar, así que dejó los estudios para seguir con el embarazo y el parto. Después, a causa del trauma, ya no volvió a retomarlos. Y era tan solo una cría, una chiquilla… Caroline, te cuento todo esto para advertirte de qué clase de persona es Roberto. Tú eres una buena chica, así que aléjate de él ahora que puedes, no es un buen tipo. Y no ha cambiado en absoluto.”

¿Por qué? ¿Por qué tenía que pasar esto justo ahora? Aún recordaba la noche anterior, donde Roberto se mostraba tan dulce y vulnerable. Y todavía veía en mi interior esa mirada tan tierna cuando me dijo que me quería. Entonces, ¿por qué? ¿De verdad era el mismo Roberto que le hizo eso a Carla?

Apreté los ojos con fuerza y me encogí en la cama, hecha un ovillo. Intentando protegerme de alguna forma del dolor, de este torrente de sentimientos que me desbordaba. Me apreté la manta a la cara, prohibiéndome sollozar. No por esa clase de hombre.

Antes de que Roberto apareciera en mi vida todo era todavía tan normal, tan tranquilo. Michael, aunque era un pesado, por lo menos no me odiaba hasta tal punto. Stacy me dejaba en paz, todos me dejaban en paz. Todo era como siempre había sido. Pero ahora…ahora estaba en medio de un huracán. Y el corazón me dolía más que nunca. Dios, ¿tan enamorada estaba de ese bastardo? ¿Cómo pude haberme creído sus palabras? ¿Cómo pude haber caído en su red?

Se acabó, no podía seguir así. Necesitaba hablar con el profesor Vincent de nuevo, aclarar las cosas.

‘En el fondo sabes que no hay nada que aclarar. Sabes que sólo es una huida, negar lo evidente para no enfrentarte a Roberto’


Caminé hasta la habitación de mi hermano, secándome las lágrimas e intentando mantener una apariencia normal. Dylan era amigo del profesor y había ido varias veces a su casa.

-Hola…-le saludé al entrar. Él gruñó.

-¿No sabes llamar a la puerta?

Lo ignoré, no estaba de humor para discusiones tontas.

-Oye, Dylan, ¿me das la dirección del profesor Vincent?

-¿Para qué?-preguntó, extrañado.

-Es para pedirle unos apuntes de Lengua…y para que me aclare una duda-mentí a medias.

-Queda algo lejos, y tú no conoces el lugar. ¿Por qué no esperas hasta mañana?

-Es que es muy urgente, mañana tengo un examen sobre el tema.

Crucé los dedos por detrás de la espalda. Él suspiró.

-¿Quieres que te lleve?

Dudé. La verdad era que si iba conmigo y entraba en la casa, me lo chafaría todo. Pero negarlo quedaría muy sospechoso, y más si vivía en una zona que no conocía. Decidí arriesgarme.

-De acuerdo.

Por suerte, cuando llegamos Jane le llamó al móvil para algo urgente, así que después de dejarme en la entrada tuvo que irse.

-Saluda a Vincent de mi parte-me dijo antes de arrancar.

Una vez sola, me giré hacia la casa, preparándome. Me dirigí a la puerta y respiré profundamente antes de llamar. Para mi asombro, me abrió una chica joven, sorprendentemente parecida a mí, con un bebé en brazos.

-Hum…hola-dije-¿Está el prof…eh, Vincent?

Ella negó con la cabeza, sin hablar.

-¿Sabes si volverá pronto?-pregunté de nuevo, un poco nerviosa.

-Sí, está a punto de llegar-susurró.

Esperé a que añadiera algo más pero no lo hizo, sino que se quedó mirándome fijamente. Supuse que estaría sorprendida por nuestro parecido, aunque ella tenía el pelo corto.

-¿Puedo pasar?-cada vez estaba más incómoda. Ella se apartó de la puerta, dejándome paso. Una vez dentro, me llevó al salón y ambas nos sentamos en el sofá, de color rojo. Sin saber qué hacer, me puse a mirar la estancia. Las paredes estaban pintadas en tonos cálidos, entre el naranja y el amarillo, y los muebles eran de madera oscura. Había varios cuadros sobre temas abstractos y personas distorsionadas estilo Picasso. Centré de nuevo mi atención en la chica.

-Soy Caroline, alumna de Vincent-me presenté-¿Y tú eres…?

-Carla, su hermana.

Aquello me pilló desprevenida, casi fue como una bofetada. La miré de nuevo, y después al bebé. El mismo pelo suave y negro, los mismos ojos grandes…azules. ¿Cómo pude no haberme dado cuenta?

Me quedé inmóvil, perdida. ¿Qué podía decir? Quería ayudarla de algún modo, transmitirle mi apoyo.

-Yo…-empecé, pero me paré. ‘Soy la novia de Roberto’. Ahora serlo me daba asco-Soy compañera de Roberto.

Ella dio un respingo al oír su nombre y clavó sus ojos inquietos en mí. Mierda, la había cagado. Otra vez silencio.

-Tu hermano me ha contado lo que pasó-solté de improviso, sin poder contenerme. ‘¡Bocazas!’

-¿Qué…qué es lo que te ha contado?-preguntó asustada.

-Tranquila, estoy contigo. Prometo que te ayudaré. Haré que Roberto cargue con su responsabilidad.

-No…

-No tengas miedo, ese cabrón debe recibir lo que se merece-afirmé decidida, aunque en el fondo quería llorar.

-No, de verdad, no…

-Lo que te ha hecho Roberto es…sólo un demonio podría hacerlo. Es un ser horrible, no es digno ni de un ápice de compasión, ya me encargaré yo de que…

-¡NO PERMITO QUE HABLES ASÍ DE ROBERTO!-explotó de pronto llevada por la ira, paralizándome. El niño empezó a llorar-Él... ¡él me quería! ¡Me quería de verdad! Él no tiene la culpa-sollozó.

-Pero…-estaba muy confusa. ¿Le estaba defendiendo?

-¡Él me amaba!-repitió.

-Pero, ¿es que no ves lo que te ha hecho? ¿Lo que le ha hecho al bebé?

-El bebé...no es suyo.

Me quedé helada. ¿El profesor me había mentido? ¿Por qué iba a hacerlo? Además, ¡el niño era clavado a Roberto!

-¿De quién es, entonces?-pregunté con un hilo de voz.

Carla comenzó a temblar, mordiéndose el labio hasta hacerlo sangrar y mirando a la criatura que tenía en su regazo.

-¿De quién?-repetí de nuevo, esta vez con un poco de miedo.

Ella negaba con la cabeza sin parar, atemorizada.

-Carla…-susurré-¿De quién es el bebé?

-De su padre-gimió-Lorenzo.

Me dejé caer en el sofá, anonadada, incapaz de reaccionar. La imagen del padre de Roberto con sus ojos azules cargados de lujuria me vino a la mente. La contemplé con horror.

-Él…él me engañó-continuó, con hipidos, soltando al fin el secreto que había guardado durante tanto tiempo-Me citó en su hotel diciéndome que quería hablarme de Roberto y me…me…yo grité e intenté escapar pero nadie venía a ayudarme y él me agarraba y…-no pudo acabar, rompiendo en un sonoro llanto. El niño también lloraba a todo pulmón. Yo estaba demasiado desconcertada y horrorizada para hacerlo.

-¿Caroline?-el profesor Vincent entraba en ese momento, mirándonos alarmado-¿Qué haces aquí? ¿Qué ha pasado?

CONTINUARÁ...

¿Qué os ha parecido? ¿Os ha gustado? :D
Angy.W

5 comentarios:

Dulce Cautiva dijo...

Hola guapa!, ante todo kiero darte las gracias x colaborar con esta historia, GRACIAS!. Ahora paso a decirte k me ha gustado mucho y k lo del bebé y el padre de Roberto fue lo más!. Luego a la noche lo publico o ya mañana.

Hasta entonces!, muak!!!

PukitChan dijo...

Hola preciosa, vengo del Club de las Escritoras.

Debo decir que tu continuación me encantó, siguiendo bien el hilo de la trama, además de que le agregaste un buen enfoque.

Primero me quedé sorprendida de lo de Roberto, diciendo: "Oh, no es el principe azul de ella" y después de lo de Carla y el padre de Robeto... ¡Jajaja, genial!

Me sorprendió! ¡Te afilio! ^w^

Dulce Cautiva dijo...

Hola de nuevo!, ya preparé tu escrito para publicarlo mañana y lo he cosido a lo que ya llevámos de historia... Por cierto, tuve que hacer unos pequeños cambios, sobre todo al comienzo ya que redactas desde que ella está en su casa, cuando Nadia lo había dejado en el punto en el que ella estaba en la enfermería... espero k t guste cómo lo he dejado.

Otra cosa, también he puesto otro final, quiero decir, puse que Carla le sacó los cuernos a Roberto con su padre y no que éste la violó. Aqui t lo pego pa k opines:

-Él... él me engañó -continuó, con hipidos, soltando al fin el secreto que había guardado durante tanto tiempo-. Él me sedujo a espaldas de Roberto y yo le creí. Creí que me quería y caí en sus redes. Cuando supo que estaba en cinta y que el bebé era suyo y no de su hijo, me abandonó. Yo nunca le confesé a mi hermano que el niño no era de Roberto ya que temía que me regañara o algo peor... Pero él si lo supo y se enfadó mucho conmigo y con su padre. En venganza, dejó de hablarle y respecto a mi, fue hablando mal de mi persona y me creó una muy mala reputación de la que aún no me he librado. Por mi culpa y malas decisiones perdí a un buen chico que me quería... -no pudo acabar, rompiendo en un sonoro llanto. El niño también lloraba a todo pulmón.

Yo estaba demasiado desconcertada y no sabía qué decir. Simplemente me acerqué más a ella y la abracé para consolarla.

-¿Caroline? -el profesor Vincent entraba en ese momento, mirándonos alarmado- ¿Qué haces aquí?, ¿qué ha pasado?.

Te digo de ante mano que no es el final definitivo ya que he dejado la opción de que l@s demás opinen y voten. ¿A ti que te parece?. Ya me dirás.

Saludos y besos!, muak!!!

Traficante de sonrisas. dijo...

Hay adoro tu blog! ♥

alex fredison dijo...

Piedad del DIOSA DEVI
O Durga madre de todas las respuestas, la mujer de la diferencia, grande y poderoso, madre del mar, o mujer entre las mujeres. Potente y veraz. Madre devi Clemente de todas las naciones madre DURGA rico en amor fiable y de confianza. Gracias por darme un hijo después de 11yrs de matrimonio. Yo estaba desesperada me haces esperanzador, gracias por hacerme una madre que nunca realmente creo que podría ser algún día o Durga gran mujer de hierbas gracias por traer a la luz del sol para nosotros Te amo madre.

PLS LECTORES DE ESTE COMENTARIO NO VAN SIN, ayudando a mí para agradecer EL SIERVO DE LA LUZ DEL SOL DIOSA DEVI.
Te señora Gracias por su ayuda hacia mí y por hacerme una madre y te juro que todo el mundo va a oír hablar de usted gran sacerdotisa, sirviente de la diosa Devi. "La luz del sol. Compartir y únanse a mí en alabar para ella ha hecho por mí lo que nadie ha sido capaz de hacer desde los últimos 11yrs he través del infierno de diferentes lanzadores de conjuros que tomaron mi maldito dinero sin ayudarme mi Dios juzgará a ellos, pero gracias por la luz del sol que me salvan con sus oraciones agradezco que la gloria sea a su nombre. lector de Pls me permite quiero utilizar este gran impulso para decirles a todos ustedes, lectores, que ningún hombre genuino que ayude, porque todos los hombres con los que estableció contacto con seis de ellos he pasado 4,000usd por el todo en el nombre de echar un hechizo y por fin nada trabajado, pero algo de cuota de un comentario acerca de la luz solar en google + vi el correo que envié y me convertí en una madre que he estado soñando con ser ella es el sirviente de la diosa Durga Devi y ella tiene ser personas Helpin estoy tan feliz por mí mismo que soy blessed.I quieren aprovechar esta oportunidad para decirles que si tienen problemas en su matrimonio, vida, amor, negocios, educación entonces la luz del sol es el
  Las respuestas enviadas por correo sólo ella todo está resuelto. Si usted necesita su ayuda pls sunlightspell@gmail.com contacto o llamada. +2347056105308 Gracias a ti sacerdotisa Que el Señor te bendiga.