lunes, 21 de enero de 2013

Reseña: Orgullo y prejuicio - Jane Austen


Para comenzar bien el año, la reseña de un clásico :)

Título: Orgullo y prejuicio
Título original: Pride and Prejudice
Autora: Jane Austen
Editorial: Cátedra
Páginas: 471



Orgullo  y prejuicio, publicada en 1813, fue bien recibida desde el principio. Para algunos críticos se combinan en ella las tradiciones de la sátira poética y la novela sentimental, dando lugar a una novela entretenida, de suspense y de ataque a los vicios sociales más clásicos. (Contraportada)



Jane Austen es la primera gran escritora en lengua inglesa. Se ha colocado al lado de George Eliot, Henry James y Joseph Conrad, inaugurando la gran tradición narrativa de Inglaterra. Una buena biblioteca en la casa paterna y una intensa afición a la lectura desde la infancia perfilaron en ella, desde muy joven, a una clara intención de llegar a ser novelista.



Es una novela ambientada en Inglaterra, en una época donde las clases sociales eran muy marcadas y donde lo único importante para una mujer era estar bien casada. Así, nos centraremos en la familia Bennet, con las cinco jóvenes hermanas: Jane, Elizabeth, Mary, Kitty y Lydia.
Todo comienza cuando el señor Bingley, un joven apuesto, soltero y rico, se muda al vecindario. Se conocen en una fiesta, donde el hombre presenta a su amigo, el señor Darcy. En seguida Darcy despierta la antipatía de todos con sus modales reservados y orgullosos, bailando únicamente con las dos hermanas Bingley y rechazando a Elizabeth por su falta de belleza. Poco después, tras sucesos varios en los que Jane y Lizzy se ven obligadas a pasar varios días en casa de Bingley, llega Wickham, un joven encantador, guapo y de modales maravillosos.
Bien, estas son algunas breves pinceladas del comienzo de la historia para familiarizaros un poco con la situación.
El libro, desde mi punto de vista, trata principalmente de enredos amorosos. Se plantean bastantes obstáculos entre los personajes, sobre todo en la pareja protagonista, debido al orgullo de Darcy y los prejuicios de Elizabeth, dándole sentido al título de la obra.
Elizabeth es una muchacha inteligente y madura que sabe lo que quiere.
Jane es dulce, bella y cándida.
Darcy es reservado y orgulloso, pero no lo muestra todo de sí mismo.
Bingley es simpático, amable y alegre.
Wickham es, como he mencionado antes, agradable y encantador, pero tampoco lo muestra todo de sí mismo.
Bingley y Jane se aman, aunque ésta segunda apenas lo muestra.
Caroline, la hermana de Bingley quiere casarse con Darcy, pero éste al final no puede evitar amar a Elizabeth.  Ella, en cambio, lo detesta debido a los prejuicios que tiene sobre él, y se siente atraída por Wickham. Wickham no es lo que parece, y la intriga sobre él flota en el ambiente. ¿De qué conoce a Darcy? ¿Qué es lo que ocurrió entre ambos?



Buf, pues primero de todo os comento que la edición que cogí yo era de bolsillo, con la letra enana y las páginas más finas y amarillas que la Biblia, así que casi me dejo la vista en el intento de lectura xD
Al igual que en Jane Eyre y en Cumbres Borrascosas, en la novela se puede apreciar un vocabulario y una forma de narrar antiguas. En la historia se tiene muchísimo en cuenta cosas como el honor o los modales, y casarse sin amor era bastante natural. También se ha de tener en cuenta que ha sido escrito desde el punto de vista de una persona de hace 200 años, así que nada que ver con las novelas modernas. En el libro los amantes no se besan ni salen juntos. ¿Se quieren? Pues se comprometen.
A mi opinión la prosa es sencilla, sin detenerse demasiado en descripciones, pensamientos o sentimientos, solo lo justo. Así se avanza rápido, aunque la novela es extensa.

En general ha sido una historia interesante y divertida, no me ha decepcionado en absoluto. He pasado un buen rato leyéndolo, pero no me he emocionado ni he contenido el aliento en ningún momento. El hecho es que los escándalos, visto desde la actualidad, son algo exagerados. No comparemos con el atrevimiento y las atrocidades de historias modernas. Las declaraciones amorosas son muy… digamos, discretas. No puedo encontrar la definición justa, pero intensas desde luego no son.
Así que la historia está bien, excelentemente narrada y sin ninguna incoherencia en la trama, completa y perfecta de principio a fin. Pero no se puede negar que es un tanto superficial. Los personajes son sencillos y poco complejos y la narración, aunque bien definida, ligera. No hay escenas profundas, no causa un gran impacto ni sobrecoge al lector. Sin nada que se salga extremadamente de lo normal, respetando las convenciones sociales, es simplemente una buena lectura. Muy entretenida, y desde luego, engancha.
A mí me ha parecido que estaba dedicada al casamiento. A ver, no quiero ofender, pero el objetivo principal de los Bennet es que sus hijas se casen; la amiga del alma de Elizabeth la decepciona enormemente casándose; la alegría y las buenas noticias, el enfado y la amargura de la familia suele ser por algo relacionado a casarse; los protagonistas quieren casarse; el objetivo de la especie de hermanastra de Cenicienta de Caroline es casarse; el acto malvado del “malo” al final es casarse, los otros personajes también piensan en casarse y el final feliz de la novela es porque los protagonistas acaban casándose.
No sé yo, ¿eh? Pero bueno, dejando de lado los aspectos más concretos, es en general una buena novela y la prosa es excelente.





4 comentarios:

Elisabet dijo...

Holaa^^
jajaja cuanto casamiento xD
Yo lo llegué a empezar pero la letra pequeña a mi me venció...también las hojas amarillas jajaja xD quizás lo lea más adelante :p
Besitos :D

Génesis García dijo...

yo lo estoy terminando!! ;D ahah

Fawn dijo...

Estoy de acuerdo con tu opinión sobre la novela y sí que va sobre casamientos pero es que Jane escribía sobre lo que vivía y la importancia de lograr un buen casamiento, algo curioso para alguien que rechazó el matrimonio y nunca se casó finalmente ;)

Saludos!

Dany nphenix dijo...

Entiendo y respeto tu opinión, aunque no piense así, puesto que cuando la leí me pareció que Jane captaba muy bien cómo se movía la sociedad de su época e intentaba mostrar esos comportamientos a través de sus personajes. Yo creo que la trama no es tan superficial y que los sentimientos y pensamientos, por lo menos de Lizzy, pero de otros personajes también, se llegan a conocer bastante bien. Yo creo que los enredos amorosos en realidad son una excusa para plantear cuáles eran las metas de esa sociedad tan estricta y cuáles eran las personalidades de los personajes que se movían en ese mundo, estando muy presentes los prejuicios y también el orgullo. Y los personajes a mí sí me parecieron profundos, pero bueno, entiendo que a vos no te haya parecido excelente. Perdón por un comentario tan largo.
Besos.