jueves, 4 de abril de 2013

Microrrelato: Almas herméticas

Hola!

Bueno...este es uno de esos rarísimos momentos en los que publico dos entradas seguidas un mismo día xD Pero llevaba casi dos semanas sin pasarme por aquí, así que tenía que compensar.
Y sí, volvió a florecer mi vena artística xD
Este microrrelato lo escribí para un trabajo de filosofía, basado en una frase de San Tomás que al final poco tuvo que ver con la historia (lo encajé de manera forzosa como pude, no sé si coló). Al profe le gustó, así que creo que está bien. Eso sí, flipé mucho porque lo confundió con un poema. Me quedé o.O jaja
A ver qué os parece a vosotros.
El microrrelato es un poco raro, pero a mí me gusta :)

Almas herméticas

La sala de arte rebosaba almas herméticas. Caras enmascaradas, sonrisas fugaces, trajes elegantes y copas de vino por doquier. Risas cristalinas y murmullos suaves. Dos mundos se superponían.
En el mundo exterior personas elegantes, refinadas y ricas contemplaban las pinturas de una inquietante sala de arte. Personas corteses que comentaban ocasionalmente con el otro la admiración y el interés que sentían por los cuadros bellos e indescifrables.
El mundo interior estaba oculto, pero se respiraba en cada partícula de aire. Eran almas herméticas, y a pesar de todo estaban interconectadas. Los comentarios no eran tan ocasionales, en el fondo no eran tan corteses y cualquier excusa era buena para llevar a cabo actos cargados de intenciones.
Odio y amor profundos, envidias, deseos y rivalidades. Secretos y emociones íntimas ocultas bajo una capa superficial de hipocresía.
Las almas herméticas guardaban en su interior sonrisas lobunas. Allí en el fondo nadie conocía a nadie, pero cada uno se conocía a sí mismo.
Las almas herméticas miraban dentro y veían claramente los miedos y anhelos que escondían. Se conocían perfectamente por sus actos.


5 comentarios:

Dany nphenix dijo...

Hola, Angy, me gustó mucho el microrrelato. Me hace acordar un poco a Jane Austen, al mundo social que ella mostraba.
Supongo que te referís a Santo Tomás de Aquino, ¿cuál es la frase de él? ¿qué es lo que estaban viendo? A mí personalmente, no me gusta mucho Santo Tomás, creo que es demasiado aristotélico. Yo soy más platónica. Pero el microrrelato me encantó.
Ah, pasate por mi blog que hice unas aclaraciones con respecto al sorteo: http://nihonphenix.blogspot.com.ar/2013/04/atencion-aclaraciones-sobre-el-sorteo.html
Besos.

Tamara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tamara dijo...

Pero que genial tu microrelato, me ha encantado!!! Ya has visto el reto de mi blog??? Un besazo.

Tamara dijo...

Por cierto que se me olvidaba, me comentaste que has leído latidos, te apetecería hacer un pequeño comentario sobre el libro?? Lo publicaría en mi blog en caso de que no quieras ponerlo en el tuyo, y por supuesto, iría firmado con el nombre de tu blog, ya me dirás. Un besazo.

Choco Girl dijo...

¡Hola!
Me encanta como escribes...realmente me llegó.
Desde ahora tienes una nueva seguidora en el blog.

Yo tambien tengo un blog literario, aunque solo llevo con el unas semanas ^^ Me encantaría que me siguieras .

Besitos-