jueves, 27 de octubre de 2011

Relato final: 12 campanadas (especial Halloween 4)

Hola!! ^^ Aquí el último fragmento de esta extraña e inquietante historia (y el más ido de la olla xD)
 Aunque se pueden leer perfectamente por separado, la historia no comienza aquí:
Relato 1
Relato 2
Relato 3

Aviso: puede contener elementos perturbadores que hieran la sensibilidad de la gente.
Que mal rollo me dio la foto, por eso os la he puesto. Esa sonrisa sí que es aterradora.

¿Preparados para el desenlace?
12 campanadas

Despertó en plena noche, sudoroso, incapaz de recordar aquella pesadilla que le había obligado a lanzar un grito. Se encontró en medio de la oscuridad, en una habitación desconocida que olía a muerte. Era extraño, toda la excitación y satisfacción del día anterior había desaparecido por completo, ahora dormir en esa cama que ocultaba el cuerpo de dos cadáveres ya no le parecía tan morboso. Por alguna razón se sintió vigilado, y eso le asustó. Había dejado de ser el cazador, los roles habían cambiado, lo intuía.


Al incorporarse, el metal de su inmenso cuchillo le lanzó guiños plateados de luz de luna salpicados de manchas negras. Él, en un acto reflejo de terror, lo lanzó lejos, provocando un ruido sordo en la habitación vacía. ¿Qué hora era? Consultó el móvil de su última víctima: 23:57. Miró a su alrededor, excepto la zona iluminada cerca de la ventana, el resto estaba sumido en la penumbra. El ambiente era denso, pesado, frío. Peligroso.

Mierda, de repente sintió ganas de ir al lavabo. Al salir de la cama, sus pies descalzos tocaron una mano gélida. Dio un respingo, maldiciendo. Era sólo uno de los cuerpos muertos. Caminando en la oscuridad, optó por no encender la luz, no quería ver las manchas de sangre ni los cadáveres. Deseó tener a otra víctima, así se sentiría seguro, poderoso, controlaría la situación. Porque ya no tenía el subidón, ni la locura, sólo miedo e inquietud, en esa casa tan grande, desprotegido. Pero lo peor era que no estaba seguro de encontrarse solo. Al asomarse al pasillo, las oscuras escaleras le invitaron a bajar y a recordar su obra, a ver en su mente psicópata y asustada el cuerpo inerte de una mujer de grandes ojos abiertos en una expresión de terror, con la rígida boca en medio de un grito mudo, rodeada de un baño de sangre. Las oscuras escaleras le invitaban a contemplar sus pecados y a volverse más loco todavía, en sus propios demonios y miedos. Las oscuras escaleras le tentaban a sentir algo que le haría llorar de pánico.

Por suerte el baño estaba al lado, corrió a él, cerró la puerta e iluminó la estancia, eliminando así todo rastro de tinieblas. Pero sólo de forma aparente, porque ese algo seguía allí, observándole, aguardando. Ese hombre debía pagar por sus pecados, estaba corrompido y podrido por dentro.

La primera campanada, que anunciaba la medianoche, sonó cuando se estaba lavando las manos. Sintió un escalofrío, algo no iba bien. Se observó en el espejo, y por primera vez deseó estar encerrado, protegido en el centro psiquiátrico. No vio su rostro, sino el de una versión más joven de él, de aquella época que quería olvidar, cuando su corazón aún guardaba bondad e inocencia. Se le cerró la garganta, sin poder emitir sonido alguno, demasiado estupefacto mientras el pánico le invadía lentamente, retorciéndole por dentro hasta hacerle soltar lágrimas de terror. Su reflejo lloraba amargamente, y por alguna extraña razón supo que era por él, pero de pronto sonrió en una macabra mueca y comenzó a reír a carcajadas, señalándole, como si fuese testigo de una broma oculta, sabiendo lo que se le avecinaba. Él quiso abrir la boca pero no lo consiguió, temblando como un cervatillo asustado. Su otro yo le hizo señas para que mirase abajo, y cuando lo hizo sus ojos se abrieron aún más en una expresión de puro miedo.

Del grifo estaba brotando sangre, caliente, espesa, abundante. Esta vez sí gritó, espantado, pero unos brazos salieron de entre el líquido y le apresaron las manos. Entre chillidos aterrorizados, como un animal atrapado, intentó apartarse, liberarse. Pero las misteriosas extremidades, blancas, surcadas de venas y con afiladas uñas negras, eran firmes e iban avanzando por su cuerpo acercándole cada vez más. Hasta que le rodearon la cabeza y, con una fuerza descomunal, la metió en el lavabo hasta situarla justo debajo del grifo. Él luchó como pudo para salir, tragando cada vez más sangre. Sus espasmos se sincronizaron con las campanadas, acompañados por los golpes que lanzaba su cuerpo desesperado. La cabeza le daba vueltas y cada vez estaba más débil, pero seguía agotando sus últimas fuerzas intentando apartarse inútilmente mientras el miedo se mezclaba con la certeza de que moriría y la enorme sensación de asfixia. Empezaron a resonar en él las risotadas de su malvado reflejo mientras que el líquido penetraba por su nariz, su boca y sus orejas hasta recorrer una y otra vez su tráquea, sus bronquios, su cerebro y su esófago; la corriente rompió sus tímpanos e invadió su cabeza y su cuerpo entero en una interminable danza abrasadora. Ya no le quedaba aire, sus pulmones pronto explotarían. Todo se volvió rojo y el sufrimiento se le hizo eterno.

Ocho. Nueve. Diez. Once.

Por fin, a la duodécima campanada se quedó inmóvil, inerte, con la cara sumergida. Los brazos desaparecieron, el agua volvía a ser agua, de nuevo tranquilidad y se apagó la luz.

Fin.

Creo que se me ha ido un poco la pinza jajaja xD
 Aquí acaba el especial Halloween, espero que la historia os haya gustado!
PD: Hoy es el cumple de Nenina, muchas felicidades, guapa!!
 
 
Angy.W


5 comentarios:

*Withney* dijo...

OMG! OMG!
voy a llorar del miedo! te puedo jurar que me pude imaginar perfectamente lo que le estaba pasando a su mente perturbada!
JODER! ala alalalalalalalala
que buena eres ANGY! ojalá yo pudiera escribir algo asi, sería lo maximo! jajaja me ha encantado esto del especial de halloween. Deberia ser mas seguido ;)
jajajaj un beso guapa! gracias por esta historia tan entretenida!
att
withney
soul-littlecorner.blogspot.com

*Withney* dijo...

OMG! OMG!
voy a llorar del miedo! te puedo jurar que me pude imaginar perfectamente lo que le estaba pasando a su mente perturbada!
JODER! ala alalalalalalalala
que buena eres ANGY! ojalá yo pudiera escribir algo asi, sería lo maximo! jajaja me ha encantado esto del especial de halloween. Deberia ser mas seguido ;)
jajajaj un beso guapa! gracias por esta historia tan entretenida!
att
withney
soul-littlecorner.blogspot.com

*Withney* dijo...

OMG! OMG!
voy a llorar del miedo! te puedo jurar que me pude imaginar perfectamente lo que le estaba pasando a su mente perturbada!
JODER! ala alalalalalalalala
que buena eres ANGY! ojalá yo pudiera escribir algo asi, sería lo maximo! jajaja me ha encantado esto del especial de halloween. Deberia ser mas seguido ;)
jajajaj un beso guapa! gracias por esta historia tan entretenida!
att
withney
soul-littlecorner.blogspot.com

*Withney* dijo...

OMG! OMG!
voy a llorar del miedo! te puedo jurar que me pude imaginar perfectamente lo que le estaba pasando a su mente perturbada!
JODER! ala alalalalalalalala
que buena eres ANGY! ojalá yo pudiera escribir algo asi, sería lo maximo! jajaja me ha encantado esto del especial de halloween. Deberia ser mas seguido ;)
jajajaj un beso guapa! gracias por esta historia tan entretenida!
att
withney
soul-littlecorner.blogspot.com

Dany nphenix dijo...

Creo que todos los relatos de este especial están bien escritos y que son buenos, pero a mí no me gustaron porque no me gustan los cuentos de terror.
Besos.