martes, 12 de marzo de 2013

De vuelta a los clásicos.

Hola!

A ver, resumiendo: todo comenzó una cálida y lejana tarde de invierno-primavera (caía un poco de agua, pero bueno), en una ciudad muy perdida de España, concretamente el 11 de marzo de 2013...vale, ayer mismo.
El hecho es que me compré un e-reader. Hacía tiempo que quería uno, pero nunca me acababa de decidir porque no estaba segura de si era necesario del todo (hasta ahora leía en el móvil, es lo que tiene tener aparatejos multi-funciones).
Sin embargo, tras una noche en la que me dejé los ojos en la pantallita de letra microscópica, me dije: hasta aquí llegamos. Antes de quedarme cegata perdida o de gastarme una millonada en libros en papel (que sí, para mí siempre serán los mejores, pero mis adquisiciones son limitadas) me hago con un e-reader. Y así hice.
 Dejando las características externas, como la comodidad de la pantalla, la tinta electrónica y no se qué más, me he llevado una grata sorpresa. Me compré uno que estaba de oferta (el precio no llegaba a los 100€), tenía 4 GB y encima incluía dos fundas y 1001 e-books. Eso último no me llamó mucho la atención pero...ohlalá.

que-n.jpg (240×176) Y ahora pasamos al motivo del título. Hoy le he estado echando un vistazo y...¡tiene de todo! Está un chapurrí de clásicos que siempre he querido leer: Guerra y paz, Crimen y Castigo, Frankenstein, Los miserables, La isla del tesoro, Robinson Crusoe, Drácula, Alicia en el país de las maravillas, Peter Pan, Oliver Twist, El principito, Mujercitas, Moby Dick y una laaarga ristra de etcéteras. Es que era pensar en un clásico, buscarlo y encontrarlo.

Están los cuentos de toda la vida de Andersen, los hermanos Grimm y Wilde, y también hay textos de Julio César, Aristóteles, Darwin, Sófocles y más gente que ni conozco.
Y por tener, tiene hasta El Quijote, Robin Hood, Sherlock Holmes, Conan (no el detective xD) y La Ilíada y La Odisea. Lo mejor es que incluye también libros en inglés.

Encima, busqué libros que ya me había leído, de la biblioteca, como Orgullo y Prejuicio, Jane Eyre y Cumbres Borrascosas y, ¡están¡ Los tres me gustaron mucho, sobre todo el último, que es de mis favoritos, así que tenerlos (aunque sea en digital) me hizo mucha ilusión.
Y todavía están los autores que me quedan por ver. 1001 clásicos, sí señor.

 Sé que casi todas estas obras se pueden descargar gratis buscando un poco por internet, o bien los puedes encontrar en la biblioteca, pero aún así, omg, me ahorran una buena faenada. Ni siquiera podría acordarme de qué buscar. Desde luego, qué tesoro de colección.

 Me he dado cuenta de que hace tiempo que he abandonado el género juvenil. No es que haya dejado de leerlo, pero ya no es mi prioridad. Ahora mismo, por ejemplo, me estoy leyendo un thriller psicológico: Sé lo que estás pensando, de John Verdon (todavía voy por el principio, así que no puedo decir mucho).
 En cuanto me acabe los libros que tengo pendientes en papel y algunos e-books que tengo por allí, me pienso dar un buen chapuzón con el e-reader. Además, me hace gracia poder salir con él y afirmar que llevo 1001 libros encima xD

Así que he decidido volver a los clásicos. ¿Qué opináis vosotros de ellos? A mí personalmente me gustan mucho, si fuera por mí los leería todos. Por eso, ¡pienso disfrutar de lo lindo!

4 comentarios:

Fawn dijo...

Qué maravilla!! a mí también me encantan los grandes clásicos de la literatura.

Disfruta de tu nueva adquisición y no te olvides de hacer reseñas de todo lo que vayas leyendo ^_^

Besos de colores, Angy!!!

Aglaia Callia dijo...

Este año voy leyendo muchísimos clásicos, otros son relecturas y lo paso genial, son una delicia.

Espero que disfrutes mucho tus lecturas.

Besos.

Dolly Gerasol dijo...

Hola! Tienes un premio en mi blog: http://mihobbyesleer.blogspot.com.ar/2013/03/otro-premio-para-mi-blog.html

Saludos!

Dany nphenix dijo...

A mí también me gusta mucho leer clásicos, pero hay muchos que no tengo. Y al igual que vos, me alejé un poco del género juvenil.
Qué disfrutes de tus lecturas!! Ya quisiera yo un e-reader.
Besos.